Bienvenid@!!!

​  Cuando Jesús de Nazaret vio que unos jóvenes le seguían, se volvió
hacia ellos y les dijo, “¿Qué buscáis?” Ellos le contestaron: “Rabí (que
significa Maestro) ¿dónde vives”. Él les dijo: “Venid y veréis”. Entonces fueron, vieron dónde vivía y se quedaron con él aquel día; era como la hora décima.” Jn 38-39.


  El Seminario de Málaga es ése lugar en el que Jesucristo, el Hijo de
Dios, vive y nos invita a una amistad profunda con Él, a compartir la vida con Él y a dar una respuesta personal a su decisiva pregunta: ¿Me amas? (Jn 21,15) entregándole nuestra vida y participando de su misión: “que todos los hombres se salven y lleguen al conocimiento de la veradad” (1. Tim 2,4) a través de la vocación sacerdotal.


  Somos una comunidad de discípulos llamados a la santidad siguiendo a Jesucristo, Buen Pastor, dispuestos a dar la vida por las ovejas, porque hemos experimentado que sólo cuando se acoge a Dios Padre comienza realmente la vida. Sólo cuando encontramos en Jesucristo al Dios vivo, descubrimos lo que es la vida. Que no somos un producto casual y sin sentido. Cada uno de nosotros es el fruto del amor de Dios. Cada uno de nosotros es querido, es amado por Dios, es necesario para Dios.


  Porque hemos descubierto que nada nos hace más felices que haber sido alcanzados, sorprendidos por el Evangelio de Jesucristo, que nada hay más bello que conocerle y comunicar a los otros la amistad con él, estamos en este lugar, al que te invitamos a entrar y, compartiendo nuestra vida, desear que compartas la vida que Dios nos da en Jesucristo, Buen Pastor.


  ¡Bienvenido al Seminario de Málaga!

¡Bienvenido al encuentro con Jesucristo!


Antonio Eloy Madueño Porras
Rector del Seminario de Málaga

Bienvenido a la página web oficial del Seminario Diocesano de Málaga. En él se forman una veintena de jóvenes en el seguimiento de Cristo, Buen Pastor. La historia del Seminario Diocesano de Málaga arranca en 1587 con su fundación por el que fuera obispo de Málaga D. Luis García de Haro. En su dilatada historia destaca su traslado al actual emplazamiento en el curso 1924-1925 por el ya santo, San Manuel González, que soñaba con un seminario eucarístico. Él animará a sus seminaristas a ser buenos pastores dispuestos a dar la vida por las ovejas.

Ellos han dicho SÍ al Señor y a su llamada. 

¿Y tú? ¿quieres conocernos?

 Adelante.

Versión para imprimir Versión para imprimir | Mapa del sitio
© Seminario Diocesano de Malaga